Científicos predicen la destrucción que dejaría millones de vidas perdidas

De acuerdo con los científicos del Centro Común de Investigación de la Comisión Europea, el el calentamiento global va a elevar el nivel de los mares, incluyendo el de los mares Báltico y del Norte, a un nivel crítico, lo que llevará a una parte de la costa europea a quedar sumergida. Con el actual ritmo del calentamiento global, las inundaciones pueden ocurrir todos los años.

De acuerdo con estos expertos, 5 millones de europeos pueden llegar a perder sus casas debido a la subida del nivel del mar y las inundaciones hasta finales de este siglo.

Según un informe de la asociación oceanográfica y atmosférica estadounidense NOAA, que estudió varios escenarios de evolución del clima hasta el fin del siglo, en el mejor de los escenarios, habrá un aumento del nivel del mar de unos 30cm en las costas de los Estados Unidos.

“Eso es suficiente para obligar a la desplazamiento de 6 millones de estadounidenses en toda la costa de los estados UNIDOS, excepto en Alaska”, dice el climatologista William Sweet, citado por RT.

Según el jefe del Departamento de Meteorología y Climatología de la Universidad Estatal de Moscú, Aleksandr Kislov, la mayoría de los países europeos no está preparada desde el punto de vista técnico, para los cambios climáticos, y deberían empezar a prepararse ya hoy en día para este tipo de cataclismos.

Kislov señala que sólo Holanda es capaz de garantizar el nivel de seguridad necesario, ya que en las últimas décadas el gobierno del país se construyó un sistema de diques único en el Mundo, lo que permitió a los holandeses no sólo contener los avances del océano pero “robar la tierra al mar” y aumentar su territorio.

Un sistema similar se ha instalado en la ciudad rusa de San Petersburgo, en la región de la costa rusa que también está preparado para la eventualidad de una inundación a gran escala.

En la última década, Europa se enfrentó a una serie de grandes inundaciones. Una de ellas, la más peligrosa, sucedió en 2013, año en el que países como Letonia, la república de Macedonia y la República Checa fueron parcialmente inundados. Noruega y Alemania también han sufrido inundaciones significativas, con costosas pérdidas materiales y hasta humanas.

En el año 2016, el nivel del agua ha aumentado de manera significativa en los ríos Sena, el Danubio, el Rin y Neckar, provocando inundaciones a lo largo de sus orillas. En París y sus alrededores fue declarado el nivel de alerta naranja y en las regiones del norte de Francia, varios miles de personas fueron evacuados.

Al que todo indica, una parte de los europeos, en el fin del siglo, se le han obligado a cambiar el coche por un barco. Algo trivial, dirán los venecianos.

Loading...

Comentarios