Las Enfermeras La Llamaban ‘Pulgarcita’, Pero 12 Años Después… Esto Es Sorprendente.

Tiny Kenadie Jourdin-Bromley mide poco más de 90 centímetros de alto y pesa lo mismo que un niño de dos años.

Dicen que la madre, cuando estaba embarazada, se quejaba de que su barriga no crecía, pero a los 8 meses luego de hacerle un ultrasonido, se dieron cuenta que la bebe que llevaba en el vientre no estaba del todo normal.

La niña de 12 años ha desafiado a los médicos desde que nació, pesando únicamente 1,13 kilos y midiendo 28 centímetros, menos que la longitud de una regla de medir escolar.

Cuando nació, su madre, Brianne Jourdin, de 36 años, fue advertida de que su hija, a la que los enfermeros llamaron “Pulgarcita”, era poco probable que sobreviviera más de algunos días.

Los médicos dijeron que probablemente tuviera serios daños cerebrales y no esperaban que viviera demasiado, por lo que sus padres decidieron bautizarla ese mismo día.

Ocho meses más tarde, se le diagnosticó enanismo primordial, una condición que causa subdesarrollo de los miembros, algo que afecta alrededor de 100 personas en todo el mundo.

 

 

Sin embargo, ella no se ha dado por vencida y seguido con su vida.

Por el momento no hay tratamientos efectivos para el enanismo primordial. Las características principales de eta condición incluyen desarrollo mental demorado y enfermedades frecuentes.

Los pacientes con onanismo primordial no responden a terapia de hormonas, pues no es causado por ningún tipo de problema hormonal.

Pero la pequeña Kenadie, a pesar de todas las probabilidades médicas, sobrevivió su infancia.

Y ahora 12 años después, a Kenadie le está yendo muy bien.

A pesar de tener extremidades subdesarrolladas, dificultades de aprendizaje y huesos frágiles, Kenadie ha desafiado a las probabilidades y las predicciones de los doctores. Le encanta jugar hockey, patinar en el hielo, ir a la escuela y nadar.

“Ella tiene un corazón noble, es amorosa y quiere compartir todo con todo el mundo. Ella es alegre, determinada e independiente,” dijo su madre Brianne.

Brianne siempre siente alegría cada vez que ve a su hija aprender algo nuevo o lograr una nueva hazaña.

Aunque su hermano de 10 años, Tyran, es mucho más alto que ella, Kenadie no piensa en eso.

Todo esto continuará siendo una experiencia para la familia, mientras se preparan para las complicaciones que Kenadie pueda tener en el futuro.

“Lo que espero para su futuro es que sea feliz y que encuentre cosas que la hagan feliz y la hagan sonreír.”

Si este post te ha gustado, no te lo quede para ti y compártelo con los tuyos.

Loading...
Compartir