La pareja que iba a adoptarla huyó del hospital al verla. Entonces una inesperada decisión sorprende a todos en el hospital.

Las circunstancias de la vida en muchas ocasiones llegan a ser adversas, sobre todo cuando tienes que enfrentarte a ella sola teniendo la responsabilidad de un hijo.

Cada vez se hacen más frecuentes estos casos en que jóvenes  que quedan embarazadas no tienen más opción que dar en adopción a sus pequeños que están por nacer, pues aparte de no contar con los recursos para brindarle todo lo necesario, tampoco cuentan con el apoyo del padre ni de la familia.

Christina Fisher, de 36 años, quedó embarazada y se vio obligada tomar la decisión más dura de su vida.

Vivía en una situación extrema, no tenía dinero y se desesperó al saber que estaba esperando un hijo.

El padre del bebé había dejado a Christina y desapareció sin decir palabra: ella sintió que no iba a poder hacerse cargo de la niña y decidió darla en adopción.

Pero la pareja que iba a adoptarla huyó del hospital al verla: mirá lo que sucedió después

Con ayuda de la agencia de adopción, encontraron una empresa dispuesta a adoptar a la pequeña pero, pero luego del parto ocurrió algo inesperado: Abigail Lynn, nació con síndrome de Treacher Collins, causado por una mutación en el cromosoma 5 que provoca deformaciones en la cara y en el cráneo.

El rostro de la pequeña Abigail se veía diferente y dejó impactados a sus padres adoptivos, quienes se negaron a llevarse a la niña y abandonaron el hospital.

Desolada, Christina estaba desempleada, vivía en una caravana rota, y tenía miedo de no poder hacerse cargo de la niña, pero después del parto, en enero de 2016, todo cambió: la madre de la pequeña vio la reacción de la pareja aterrorizada, y lo entendió como una señal.

Ella misma tenía que ser quien se hiciera cargo de su hija: “Entendí que nunca podría dejarla”, explicó.

 

Ahora Christina celebra cómo las cosas pasaron. Sin arrepentimientos, cría a su hija con felicidad, un sentimiento que ha sabido retratar perfectamente las fotografías de Oksana Peery. Mirá las fotos de una historia conmovedora.

Alrededor del mundo se han difundido fotografías de la pequeña Emilly y su madre, las cuales han causado muchísima ternura entre las personas que las han observado, mismas que han hecho unacolecta recaudando fondos para las futuras operaciones de la pequeña.

La madre de Emilly se ha convertido en una mujer valiente que a pesar de las circunstancias ha decidido no rendirse y luchar por su hija, darle todo el amor y cariño que necesita ¿cómo poder rechazar a un ser tan maravilloso como lo es Emilly? Es algo que la madre no ha podido concebir, pues a pesar de su malformación, ella es hermosa por esencia y su rostro no le quita lo perfecta. Esta mujer se declara muy agradecida con la vida por cómo ocurrieron las cosas, pues ahora tiene a su lado a un gran ángel.

Deseamos toda la felicidad del mundo a Emilly y a su madre. Comparte esta hermosa historia con tus conocidos.

Loading...

Comentarios